top of page
  • Foto del escritorDTEAV-DGEIP

Fundación de Canelones.

Actualizado: 12 jun


La fundación de la Villa "Nuestra Señora de Guadalupe de Canelones" data del 10 de junio de 1782, instigada por la decisión real del Virrey Juan José de Vertiz, un acontecimiento documentado en el Acta de Fundación, inscrita en el protocolo del Cabildo. No obstante, las raíces de este asentamiento se remontan a 1735, cuando las tierras de esta área fueron adquiridas por Juan Cufre de Arce. En 1759, estas tierras cambiaron de manos, pasando a ser propiedad de Santos Pérez y Llamae, natural del Cuzco, quien, antes de su fallecimiento en 1762, expresó su deseo de erigir una capilla en honor a la Virgen de Guadalupe. Tras su deceso, su esposa, Leonarda Conget, heredó la hacienda.


En 1775, el sacerdote Juan Miguel Laguna fue investido como vicario, convirtiéndose en uno de los primeros criollos en ocupar tal posición en la Banda Oriental. Al año siguiente, en abril de 1776, Laguna se instaló en la Estancia de la Capilla, asumiendo una extensa jurisdicción que abarcaba territorios como Santa Lucía, San José, Minas, el Pintado y Pando. La máxima autoridad eclesiástica de Buenos Aires visitó la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, supervisando la organización tanto de la capilla como de otras tareas para mejorar la jurisdicción, marcando así un hito en el proceso fundacional de lo que hoy conocemos como la Ciudad de Canelones.


En octubre de 1781, a solicitud del Padre Laguna, se establecieron en las 49 cuadras de campo donadas por Leonarda Conget catorce familias procedentes de España, lo que contribuyó de manera significativa al crecimiento poblacional y a la asignación de tierras para la agricultura. El 10 de junio de 1782, el Teniente de Dragones Don Eusebio Vidal formalizó legalmente la fundación de la villa, congregando a los vecinos en la plaza. La fundación de la actual Ciudad de Canelones se atribuye al Padre Juan Miguel Laguna, quien, antes de su fallecimiento en 1788, designó a los habitantes de la villa y a sus feligreses como herederos en su testamento. Además, es importante resaltar el papel de Leonarda Conget por su generosa donación de tierras, que fue crucial para concretar el proceso fundacional de la ciudad.


👉🏽 En los Portales Educativos encontrarás más información:



📍 Acompáñanos también por las redes y en CREA.


📲 Ingresa aquí 👇🏽:




SÍGUENOS EN:





Y en Crea también:



Copia y pega el código:

9GRQ-WVJP-ZM73W














2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page